Auriculares: historias sobre su origen

Compartir Publicación

Los auriculares se utilizan para evitar que otras personas puedan o tengan que escuchar el sonido procedente de nuestros dispositivos, en sitios públicos (bibliotecas, oficinas y otros) o para aislamiento y pueden proporcionar una calidad de sonido superior a la mayoría de los altavoces, incluso de alta gama.

Los auriculares, audífonos o también cascos​ son transductores que reciben señales eléctricas originadas desde una fuente electrónica (como por ejemplo una radio, sintoamplificador o reproductor de audio) y que por su diseño permite colocar cerca de los oídos unos altavoces para generar ondas sonoras audibles.​

Un transductor es un dispositivo capaz de transformar o convertir una determinada manifestación de energía de entrada, en otra diferente de salida, pero de valores muy pequeños en términos relativos con respecto a un generador.

Los audífonos desmontables e intercambiables, es decir, que pueden enchufarse o desenchufarse con facilidad del equipo que los requiere. Los mismos auriculares pueden ser usados por diversos sistemas de audio.

En el mundo de las telecomunicaciones, los auriculares se refieren a un tipo de aparato que consiste en una combinación de auriculares y micrófono para la comunicación bidireccional. Tal como es el caso del teléfono móvil.

Historia

Los auriculares comenzaron a usarse con la telefonía y la radio. Las señales eléctricas débiles de los tempranos instrumentos eléctricos requerían una amplificación personalizada para el ámbito de la telefonía.

A continuación algunas historias sobres sus orígenes.

Nathaniel Baldwin

Nathaniel Baldwin (1 de diciembre de 1878 – 19 de enero de 1961) fue el inventor de un auricular telefónico mejorado, entre muchos otros inventos.

Inventos y negocios

Baldwin fue electricista y operador de compresores de aire, mientras experimentaba con la amplificación del sonido utilizando aire comprimido. Usó una idea para una función telefónica para inventar un receptor telefónico más sensible en 1910, y más tarde, después de superar los estándares de prueba, vendió versiones de producción por contrato con la Marina de los EE. UU.

Los primeros los hizo a mano en su cocina y, a pesar de la sugerencia de la Marina, nunca patentó el conjunto de auriculares porque consideró su invento “trivial”. Los auriculares fueron patentados, por primera vez en 1910, y las versiones mejoradas en 1915. Los “auriculares”, dos receptores telefónicos en un arco, ya estaban en uso por los primeros operadores de radio inalámbrica desde 1906-1907, antes de la mejora del receptor telefónico de Baldwin. y patente en 1910.

Otros inventos

En 1914, Baldwin inició un negocio en East Millcreek, Utah llamado The Baldwin Radio Company. Impulsó la planta y el vecindario a través de un generador hidroeléctrico que hizo con ruedas de bicicleta y cuerda de piano. La compañía alcanzó su punto máximo con 150 empleados y $ 2 millones en ventas anuales en la década de 1920. Una leyenda cuenta que Philo Farnsworth construyó su primer televisor en la fábrica de Baldwin.

Beyerdynamic

El invento de los primeros auriculares también se le atribuye a la empresa llamada Beyerdynamic, a finales de la década de 1930, y también como la primera empresa en vender auriculares al público en general: modelo DT48 en 1957.​

Beyerdynamic GmbH & Co. KG es una empresa alemana fundada en Berlín en 1924 por Eugen Beyer. Se dedica a la manufactura de equipo profesional de audio como micrófonos, auriculares, sistemas inalámbricos y sistemas de microfonía para conferencias y su sede está ubicada en la ciudad de Heilbronn.

El éxito de Beyerdynamic empezó realmente en la década de los años 1930. En 1937 se desarrolló con el DT 48 el primer auricular audiófilo dinámico. Dos años más tarde, se desarrolló el primer micrófono dinámico para estudios (M 19), que fue elegido por el Reichs-Rundfunk-Gesellschaft (RRG) como unidad estándar para la presentación de informes. Incluso después del final de la Segunda Guerra Mundial Beyerdynamic pudo mantener el éxito en el mercado de los equipos de grabación profesional. Además, Beyerdynamic desarrolló altavoces para salas de cines profesionales.

Su uso se generalizó con el surgimiento de los sistemas de audio personales: radios portátiles y reproductores portátiles de casete; posteriormente el fenómeno se extendió con el empleo del reproductor de CD, el reproductor de audio digital, la computadora personal y los teléfonos inteligentes.

Gracias al avance de la electrónica se han incorporado receptores de radio AM/FM y otras capacidades, como la comunicación inalámbrica (por medio de infrarrojos, Bluetooth, o wifi) para capar señales.

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *