19 DE MAYO DE 1895: Muerte de José Martí en Dos Ríos

Compartir Publicación

El 19 de mayo de 1895: Caída en combate de José Martí en Dos Ríos.
Ese día una columna española, se desplegó, en la zona de Dos Ríos donde acampaban los cubanos. En el enfrentamiento a las tropas españolas José Martí marchaba entre Máximo Gómez y el Mayor General Bartolomé Masó.

Hechos históricos

La columna española, dirigida por el coronel español José Ximénez de Sandoval, se desplegó, por los informes que poseía de la presencia de insurrectos en la zona de Dos Ríos (cerca de Palma Soriano) donde acampaban los cubanos.  En el enfrentamiento a las tropas españolas José Martí marchaba entre Máximo Gómez y el Mayor General Bartolomé Masó.

Ximénez de Sandoval, al llegar a la finca La Bija, su vanguardia sostuvo dos o tres veces tiroteo con pequeños núcleos montados de los cubanos. Sobre las 11:45 de la mañana ordenó detener la marcha.

Máximo Gómez recibe la noticia por el teniente Álvarez, quien en el camino escuchó unos disparos, que habían sido realizados a una patrulla cubana perseguida por la vanguardia enemiga.

Ximénez Sandoval reforzó con una tercera compañía el estrecho frente defensivo sobre el camino, además del escuadrón de caballería el lugar de ataque de los mambises.

Al llegar al lugar de la acción, Gómez le indicó a Martí detenerse y permanecer en el lugar acordado.

Al parecer Martí, ante la ruda lucha que se estaba presenciando, y de los ineficaces ataques contra las líneas enemigas, se lanzó hacia el enemigo, diciéndole al ayudante del general Masó, Ángel de la Guardia:

Vamos a la carga, joven.

Se separándose del grueso de las fuerzas cubanas, acompañado solamente por su ayudante Ángel de la Guardia. Emprendió la carrera con su revólver desenfundado, seguido por Ángel de la Guardia. En un intento de un arranque de valor para provocar una reacción favorable entre las fuerzas cubanas.

Estatua ecuestre de José Martí en el parque Trece de Marzo

Martí cabalgó, sin saberlo, entra en una zona dominada por una compañía española, apostada cerca del río Contramaestre oculta en la maleza que abre fuego matando al caballo de La Guardia, y fue alcanzado por tres disparos que le provocaron heridas mortales. Fracasado el intento de cargar el cuerpo de Martí, La Guardia se retira informándole del infortunio a Gómez. Su caída en combate se sitúa pasada la 1:00 PM.

Monumento emplazado en el lugar de la caída en combate de José Martí en Dos Ríos. Fundado en 1913

Gómez ordena la retirada de las fuerzas cubanas hacia el paso de Santa Úrsula, y de allí, rodear el área del combate y poder interceptar la columna española.

Terminado el combate, Ximénez Sandoval envió sección de caballería Hernán Cortez y tres compañías de infantería para reconocer el callejón de monte hacia Dos Ríos, por donde se retiraron los cubanos. Al recorrer tres cuatros de legua, observan a los mambises, divididos en tres grupos, dirigirse hacia el río Contramaestre, sin dejar exploradores que vigilaran los movimientos de la columna española.

Después de examinar la documentación y de ser identificado el cadáver de José Martí, Ximénez Sandoval no tuvo dudas de quien se trataba. Rápidamente ordenó salvaguardarlo y partir hacia Remanganaguas, y no escatimó esfuerzos para que el cadáver no cayera en manos insurrectas.

Intentos de rescatar el cuerpo de José Martí

Los mambises hicieron posteriormente un intento de recuperar el cuerpo de Martí pero las fuerzas españolas eran muy fuertes y rechazaron el ataque.  Tras varios entierros, José Martí fue finalmente enterrado en Santiago de Cuba el 27 de mayo de 1895.

Acta de defunción de José Martí

Copia textual del documento

“…En el cementerio general de la ciudad de Santiago de Cuba, a los 27 días del mes de Mayo de 1895, constituidos en el mismo a las ocho de la mañana, el señor coronel D. José Ximenez de Sandoval, jefe de la columna que dió la acción de Dos Ríos el 19 del corriente mes, comandante de Infantería del primer batallón del regimiento de Cuba número 65 D. Manuel Tejerizo Cabrero, el comandante capitán de caballería ayudante del Excmo. Señor general D. Jorge Garrich, D. Enrique Ubieta Mauri, el capitán de infantería D. Enrique Satué y Carbonell, a las órdenes del citado coronel Ximénez de Sandoval, y el doctor en medicina y cirugía D. Pablo A. de Valencia Fons, se procedió, según orden del Excmo. Señor general gobernador de esta plaza, a la identificación y enterramiento del cadáver del titulado presidente de la Cámara insurrecta, D. José Martí. Los señores presentes, que en su mayor parte conocieron en vida al difunto Martí, por haberlo tratado unos recientemente y otros con anterioridad, declararon unánimemente ser el cadáver expuesto ante su vista el del que en vida fue D. José Martí. En tal virtud, y verificada la identificación, dispuso el señor coronel antes citado se procediera a darle cristiana sepultura, como así se verificó a presencia de los dichos señores y numeroso grupo de vecinos de esta ciudad, en el núm. 134 de la galería Sur. Y cumpliendo lo ordenado por S.E., firmamos esta acta para los efectos que procedan y constancia en lo porvenir.- Manuel Tejerizo.- Enrique Ubieta Mauri.-Enrique Satué.-Pablo A. de Valencia.-José X. de Sandoval…”

Antes el coronel Sandoval había dicho: “Señores: ante la muerte, cuando pelean hombres de hidalga condición como nosotros, desaparecen los odios y rencores. Nadie que se sienta inspirado de nobles sentimientos debe ver en estos yertos despojos un enemigo, sino un cadáver. Los militares españoles luchan hasta morir, pero tienen consideración para el vencido y honores para el muerto.” Seguidamente anunció que “se costearía por los españoles una lápida para el nicho que ocupan los restos de Martí.”

Mausoleo fúnebre de José Martí en el cementerio Santa Ifigenia

Cementerio Santa Ifigenia, Monumento Nacional desde 1937

Este cementerio está calificado como un Monumento Nacional, por su valor patrimonial desde 1937 y ratificado por el gobierno revolucionario en 1979.

El cementerio Santa Ifigenia, situado en Santiago de Cuba, es el lugar en el que se encuentran enterrados más de 30 generales de las guerras de independencia, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y nuestro Héroe Nacional.

Su mausoleo fue inaugurado en el 30 de junio de 1951, denominado como el más importante en todo el país, en que están depositados sus restos mortales y permanece custodiado por una guardia de honor.

La influencia de José Martí

Es considerado como uno de los principales modeladores de la identidad nacional hasta la actualidad.  Hecho se apoya en los títulos que se le conceden «El apóstol de la independencia», «El hombre de la Edad de Oro» y «el maestro» entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *